España destruye 137.500 empleos en el primer trimestre y la pandemia ya se come 600.000 en el sector privado

Noticias

El mercado laboral sigue resintiéndose de la pandemia ante la virulencia de la tercera ola del covid-19. El número de ocupados ha disminuido en 137.500 en el primer trimestre del año,  según los datos de la primera Encuesta de Población Activa (EPA) de 2021, lo que supone el primer frenazo después de tocar fondo en los momentos más duros de la crisis sanitaria en 2020, cuando las restricciones llegaron a fulminar 1,3 millones de empleos. Aunque la tasa paro ha bajado al 15,98%, con 65.800 desempleados menos, este efecto se produce por el descenso en la población activa, y es que cada vez hay más personas que han dejado o no pueden buscar empleo. Además, la creación de empleo público y los expedientes de regulación temporal del empleo (Ertes) disimulan la escabechina en el sector privado, que destruyó tanto empleo en los últimos 12 meses como en los peores años de la anterior crisis.

La EPA publicada este jueves refleja el parón que ha sufrido la economía española durante el primer trimestre, a pesar de que el dato de paro pueda apuntar a que las cifras no han sido tan malas, y hace prever que el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmará el viernes una nueva caída del PIB.

¿Cómo puede bajar el paro y aumentar la destrucción de empleo? La explicación está en la población activa. Entre enero y marzo, 1.096.200 personas no pudieron buscar empleo pese a estar disponibles para trabajar, 162.500 personas menos respecto del trimestre anterior. La bajada de la población activa (-203.400, en 22.860.700) provoca la caída automática de la tasa de paro (aunque se siga perdiendo empleo), que resulta de dividir la población activa entre número de parados.

Según apunta la encuesta, a partir del tercer trimestre, “con la posibilidad real de buscarlo, una parte de quienes antes estaban en ese grupo contribuyeron al incremento del paro o pasaron directamente a la ocupación. Pero en el primer trimestre de 2021 la magnitud vuelve a aumentar” con respecto al número de personas que no han podido estar disponibles para trabajar. La pandemia está dejando a España con menos fuerza laboral, a la vez de pérdidas de puestos de trabajo.

En el primer trimestre (un dato históricamente malo porque incluye los empleos destruidos de la campaña de Navidad), la destrucción de empleo fue 137.500 puestos de trabajos, pero se cebó, especialmente, con el sector privado. La ocupación aumentó en 18.300 personas en el sector público y disminuyó en 155.800 en el privado. En los 12 últimos meses el empleo se ha incrementado en 149.400 personas en el sector público (especialmente debido a las contrataciones para cubrir puestos clave en la gestión de la pandemia) y ha descendido en 623.900 en el privado, la mayor cifra desde 2010, coincidiendo casi con el inicio de la anterior crisis.

 

Fuente: www.eleconomista.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú